Tarifa


Tarifa. En la Costa de la Luz

Situado en la punta más meridional del continente europeo, aquí se encuentran el Atlántico y el Mediterráneo. Con solo 14km de distancia en ningún otro lugar África se encuentra tan cerca de Europa. Varias veces al día operan ferrys entre Oriente y Occidente.  El viaje en barco hasta Tánger en Marruecos dura apenas 40 minutos y traslada al viajero a otro mundo, a África.
Tarifa es una ciudad antigua con mucha historia que es considerada más pueblo que ciudad y que está incluida en los “Pueblos Blancos”. Estos pueblos blancos representan en encanto de Andalucía y atraen turistas de todo el mundo.
A nivel histórico pasaron por aquí todos los pueblos importantes, como p.ej. Fenicios, Romanos y Moros. Según los tiempos Tarifa adquirió más o menos importancia, pero afortunadamente nunca llegó a crecer demasiado. Así se pudo conservar el encanto de un pueblo donde todos se conocen entre sí.

Con la aparición del deporte del surf al rededor de los años 80 Tarifa se convirtió de un pequeño pueblo pesquero a un lugar turístico que atrae tanto a Españoles como a extranjeros. Durante el verano el viento costero hace las temperaturas más agradables que no son comparables con las temperaturas altas del interior como Sevilla o Córdoba.
El termómetro rara vez supera los 35º, lo que hace crecer la población en Agosto de 11.000 habitantes a cerca de 80.000 personas.
Todo aquel que tiene la posibilidad de huir de las calderas del interior se traslada entonces a Tarifa que también es famoso por su vida nocturna.
Con más de 200 bares, restaurantes y discotecas, Tarifa es un imán en la Costa de la Luz. Además ofrece un amplio abanico de actividades de ocio, desde los deportes de agua hasta la equitación, la escalada y el golf.